La lupa

La lupa es el sistema más simple de aumento. Las más normales suelen estar formadas por una lente convergente. Si colocamos un objeto entre la lupa y su foco (es aquel punto donde se enfocan los rayos que vienen de muy lejos), la imagen se verá más aumentada. Más cuando esté sobre el foco y menos cuanto más cerca de la lente esté.

 

Cuando miramos un objeto y necesitamos observar los detalles, nos lo acercamos lo máximo posible. Un niño de 10 años es capaz de enfocar a 10 cm, mientras que un adulto de 40 años, a 40 cm. Por este motivo, por convenio, se decidió a 25 cm como distancia estándar. El aumento de una lupa significa el número de veces que se ve un objeto más grande que cuando lo vemos sin lupa a 25 cm.

 

Normalmente, las lupas habituales suelen tener un aumento entre 2x y 6x. A partir, de ahí suele aparecer la aberración esférica, que degrada la calidad de la imagen. Con el fin de resolver este obstáculo se diseñan lupas con dos y tres lentes.

Òptica Visió

Ctra Cardona nº 6

08242 Manresa

Tel 93 872 04 55